Estación
Image and video hosting by TinyPic
Últimos temas
» Hogwarts, la magia en tu sangre [Normal]
Mar Mar 29, 2011 6:45 am por Invitado

» Marauders Map{Normal}
Lun Dic 20, 2010 5:20 am por Invitado

» HogwartsCrepusculo (NORMAL)
Dom Dic 19, 2010 3:40 am por Invitado

» Harry Potter y las reliquias de la muerte (NORMAL)
Mar Nov 23, 2010 2:15 am por Invitado

» Registro de Avatar.
Vie Nov 19, 2010 6:54 pm por Maria Berg

» Sombrero Seleccionador
Vie Nov 19, 2010 6:40 pm por Maria Berg

» El Pensadero
Dom Nov 14, 2010 2:49 pm por Invitado

» One Second
Sáb Nov 06, 2010 1:24 pm por Invitado

» Marauders Revolution
Mar Nov 02, 2010 7:59 pm por Invitado

Navegación
 Portal
 Índice
 Miembros
 Perfil
 FAQ
 Buscar
STAFF
Uploaded with ImageShack.us
Aliados VIPS
Academia St. Hathaway
Image and video hosting by TinyPic
User de la semana

Fuego Maldito

Ir abajo

Fuego Maldito

Mensaje  Helena H. Slytherin el Mar Sep 21, 2010 11:25 pm



Córtate, deja que las gotas caigan en el fuego y espera.

_________________
avatar
Helena H. Slytherin
Directora de Hogwarts

Mensajes : 160
Fecha de inscripción : 18/09/2010

Ver perfil de usuario http://amortentia.forosactivos.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Fuego Maldito

Mensaje  Asheer Wingfield el Lun Sep 27, 2010 11:44 pm

Ahí estaba yo, en la ceremonia de inicio de clases en una de las escuelas de magia más importaste de Europa, Durmstrang. Se caracterizaba por ser un acto no público pero que podían ser participes de este mismo los padres de los recién ingresados cuyos promedios al graduarse fueron los más destacados en el transcurso de sus años hasta el momento de su graduación. Yo, con mi humor típico, arrogante, poco social cuyo propósito en ese momento era seguir vacacionando en una de mis casas de Europa, {si… mi familia era de la alta sociedad con una increíble posición económica que no les llegó por suerte, sino por el arduo trabajo de mi abuelo, luego de mi padre quien heredó el control total de la compañía, ahora en su mandato los ingresos familiares habían triplicado su cantidad}, y no estar perdiendo mi tiempo en llegar a ser un destacado mago, era lo que menos me importaba pero a mi padre no, claro que no, desde chico fue él quien me metió en todo aquello que involucre la magia y a donde el razonamiento de ninguna insignificamente mente muggle podía llegar. En ese momento era él quien me acompañaba, detrás de mí sin dirigirme ninguna palabra como a ninguno de los presentes, su personalidad hacia la de su hijo era la misma que a cualquier otro ajeno a la familia, siendo heredero de su sangre me trataba como cualquier lacayo, no le gustaba mostrar cariño pero si mantenía el respeto que de generaciones se fue intensificando. Aunque generalmente realizaba acciones indirectas que fueron marcando diferentes etapas de mi niñez y me fueron transformando en la persona que en ese momento era. Siempre me repetía que mostrando cariño hacia un hijo lo haría mas sensible y débil al paso de sus años, transformándose en un bueno para nada en lo que restaría de su vida. Por eso mantenía cierta distancia conmigo. Mi mirada reflejaba odio y a la vez temor por ser mi primer año, pero me mantenía inmune a cualquier reflejo de emociones que pudiera proyectarse en mi rostro, carente de sensibilidad. El ambiente no era para nada alegre, tampoco era que me iba a esperar flores, globos y sombreros de bienvenida. Tan solo se podía escuchar la voz del director relatando la mística historia de Durmstrang y sus propósitos logrados durante los años en que la institución estuvo vigente, sumado las expectativas a lograr en este año que entraba. Nunca antes había visto tal organización para la asignación de casas, digo… no era el único con humor por el piso que se podía notar en el lugar, todos en silencio… un silencio tétrico que cada tanto era interrumpido por las palabras frías y siseadas del director. Giro mi cabeza hasta clavar mis ojos en los de mi padre. Éste al ver lo que hago baja su rostro hasta clavar sus temibles ojos color azul agua en los míos, emitiendo un gesto en seco, arrogante, dándome a entender que prestara atención a la ceremonia. Volví lentamente mi vista hacia delante maldiciendo por dentro. Mi atención es captada por aquellos jóvenes cuyos nombres son pronunciados en un tono elevado por un viejo decrépito, arrugado y con apariencia de vagabundo en cuyas manos yacía un papel desprolijo en donde al parecer retenía la información de los novatos de este año. Al llegar al estrado tras subir tres peldaños el director le tiende un cuchillo bastante llamativo al alumno en cuestión. Este se acerca a un estandarte en donde la llamarada de fuego, característico por encenderse solo en ceremonias de inicio de clases, se mantiene en su máximo resplandor, amenazante. Este se hace un corte en la palma de su mano y deja correr la sangre hasta que una gota cae justo en el fuego. Tras observar atónito la situación vuelvo en sí al momento que escucho mi nombre. Mi padre se acerca hasta donde donde estaba... implicando tan solo un corto paso y posa su mano en mi hombro. Ahora es el momento en el que empiezo a caminar directo al estrado, con pasos cortos y firmes y la cabeza en alto concierto aire de superioridad. Wingfield, aquel apellido que mi padre me hizo venerar y estar orgulloso de portarlo en el nombre. Objetivo: Hacerlo valer sin defraudarlo. Tomé el cuchillo tendido por el director, me acerco a la llamarada de fuego. Tomo el cuchillo con mi izquierda y lo acerco hacia la palma de mi mano. Con tan solo rozar la piel con el filo un tajo un tanto pronunciado se hace notar. Un dolor medianamente insoportable me carcome por dentro pero no podía mostrar signo alguno, no podía rebajarme a una insignificante daga por tan solo un corte. Trague saliva para disminuir mis ganas por quejarme. Giré la palma de mi mano hasta dejar que el chorro de sangre entre en contacto con el fuego. Un espiral de humo comenzó a emanar consuma velocidad dando forma al supuesto animal que adornaba el escudo de la casa que me había tocado.
avatar
Asheer Wingfield
5º Curso

Mensajes : 16
Fecha de inscripción : 27/09/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fuego Maldito

Mensaje  Fuego Maldito el Mar Sep 28, 2010 5:06 pm

Fürchterlichen Wahnsinn

Fuego Maldito

Mensajes : 2
Fecha de inscripción : 28/09/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fuego Maldito

Mensaje  Alaric Meister el Vie Oct 01, 2010 2:25 am

Un nuevo mundo se abría ante mí, tantas veces había oído hablar de él que las expectativas eran infinitas y no sólo las mías propias sino las que se cernían sobre mi espalda y no hacían sino darme fuerzas para afrontar lo que me esperaba: el principio de mi mayor ambición, alcanzar la gloria eterna y el reconocimiento perpetuo, sin duda grandes metas que en ningún momento de mi vida vi lejos de mi alcance.

Viendo todo aquello como la llave de mi éxito afronté mi llegada con entusiasmo, los corredores repletos de alumnos captaban por completo toda mi atención, pues los diferentes semblantes con los que me cruzaba me hacían imaginarme sus patéticas vidas carentes de pretensión y codicia alguna o por el contrario esos rostros serios y calmados, sus gestos pícaros y maliciosos me suscitaban la curiosidad del que de repente siente admiración, y quizá dentro de poco gracias a su influencia, admirado. Así pues me puse frente a frente con mi destino sin ningún tipo de pudor, sabiendo que al final me alzaría victorioso fuera cual fuera el camino que escogiera pero siempre con una única meta y una sola consigna, hacer uso digno de las artes oscuras que tanta fascinación me causaban.

Me abrí paso entre el gentío sin amedrentarme, filas y filas de alumnos me rodeaban a ambos lados, algunos nerviosos, otros frustrados y la mayoría simplemente observando la carne fresca que no tardaría en ser trémula al conocer los métodos de aprendizaje de tan venerada escuela. Yo ya conocía esos procedimientos, siempre habían estado presentes en mi vida y aunque me enorgullecía de ellos no presumía, habían curtido mi personalidad para que simplemente observara, callara, actuara si fuera necesario y asumiera con templanza las consecuencias de ello... normalmente los niños solían llorar porque sus padres eran demasiado duros con ellos, o se hacían eco de lo valientes que eran por soportar esa vida pero yo sin embargo no sentía más que un agradecimiento infinito que tan sólo veía necesario mostrar a quien se lo había merecido. Mi sonrisa ante todo aquello hacía imposible disimular mis ansias por descubrir todo lo que Durmstrang me deparaba, era indudable que a más de uno mi gesto maquiavélico le exasperaba o le infringía una falsa sensación de egocentrismo equivocada pero todo eso para mí en aquel momento era secundario, vanalidades sin más que no restarían importancia a aquel momento tan sumamente satisfactorio y esperado.

Por fin mi nombre se hizo hueco con fuerza entre el bullicio y los murmuros que reinaban entre los muros de aquella inmensa sala, por unos instantes me pareció que el tiempo se paraba y el silencio se hacía dueño de todo cuanto habitaba en el lugar pero poco tardé en darme cuenta de que tan sólo era mi imaginación... un chico golpeó mi espalda haciendome sentir como si lo hiciera hacia un abismo, estropeando aquel momento tan sublime con un torpe tropezón que hizo que explotara toda aquella enorme burbuja que había hinchado hora tras hora hasta llegar al día de la particular iniciación. Las risas no tardaron en hacer acto de presencia pero el golpe de un bastón con autoridad en el suelo acallo cualquier rumor, sin necesidad de alzar ni un solo segundo la voz. Mi mirada se alzó en búsqueda del responsable, la confianza, seguridad y sobretodo cada atisbo de soberbia, superioridad y manipulación que emanaba de sus poros me embriagó dándome un nuevo álito devolviéndome aquella actitud con la que me comía el mundo que por desgracia había brillado tan solo unos instantes por su ausencia. Con paso firme me dirigí ante el y cogí la daga que me ofrecía sin amedrentarme ante su mirada llena de rutina y tan poco esperanzadora, en ese mismo momento me llené de energías totalmente renovadas y que harían de mí un alumno modélico que delvolvería el orgullo a su maestro, dándole por fin alguien digno de llevar su escudo y las artes oscuras a un nuevo nivel, sería el líder que todo el mundo estaba esperando y que se alzaría majestuoso tras todas aquellas enseñanzas aprendidas con la más rigurosa disciplina. No dudé ni por un segundo ante lo que debía hacer, rasgué con el filo a lo largo de mi brazo ignorando y despreocupandome por si aquello resultaba excesivo hasta que las gotas cayeron con lentitud sobre las llamas que determinarían mi futuro.
avatar
Alaric Meister
5º Curso

Mensajes : 8
Fecha de inscripción : 01/10/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fuego Maldito

Mensaje  Fuego Maldito el Vie Oct 01, 2010 2:01 pm

El fuego chiporreteaba anhelando adquirir esas nuevas gotas de sangre humana que le hacian arder con fuerza. Un nuevo joven al que inculcarle los valores de un buen alumno de Durmstrang. Su destino estaba a la espera según la decisión de aquellas llamas que ardían con fiereza. En el centro de esta, se observaba una calavera...algunos decían que era el alma corrupta del fundador de esta escuela, atrapada entre estos muros y que se alimentaba del poder que emanaban cada nuevo alumnos. Los más débiles acababan sumidos en el dolor y los fuertes forzaban su caracter haciéndolos dignos de esta escuela.

Y la calavera se giro en dirección del alumno que anhelaba saber su futuro. Podría jurarse que una sonrisa malévola apareció en esta, pero quien sabe...acepto las gotas de sangre formando una gran nube de humo de la cual salió la siguiente forma animal.



¡Ewige Böse!

Fuego Maldito

Mensajes : 2
Fecha de inscripción : 28/09/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fuego Maldito

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.